Hace seis años también era domingo

14 de mayo, 2006


Hace seis años yo vivía en una casita alucinante, en miniatura, que parecía el decorado de una sit-com. En realidad lo era, porque me la alquilaba un alemán que había trabajado durante veinte años como escenógrafo de Canal 13, y la había puesto a punto con sus propias manos. Era todo chiquito y placentero, y tenía una barra de madera que separaba la cocina del comedor. Y taburetes. También había un jardín, con un horno de barro y una parrilla. Y no tenía Internet. Hace seis años mi vida era la prehistoria.

Hace seis años todavía estábamos en el siglo pasado. Yo escribía sonetos, vivía del otro lado del Atlántico, era veinteañero, trabajaba de noche, no tenía una hija, jugaba al paddle todos los miércoles, tenía una novia de dieciocho años que se desmayaba cuando hacía calor, en mi casita de comedia se hacían fiestas muy raras, se jugaba al póker abierto, y me había comprado un sommier de plaza y media con resortes bicónicos. No tenía Internet ni me parecía importante. Hace seis años mi vida eran unas vacaciones.

Bronceador, desengaños, esterillas,
juegos de azar, amor, esfuerzo y cena…
Vivir son unas cortas maravillas
que nos dejan las manos con arena.

Con la excusa de la comida paga
nos quitan de lo incierto y nos devuelven
—desnudos— a recomponer la saga
de misterio en que todo se resuelve.

Vano entonces decir amor eterno,
plazo fijo, quizás, ella te espera,
financiación, después, futuro yerno…

No hay razón de llenar las cubeteras
si vivir es la breve temporada
que nos distrae del yugo de hacer nada.

Era eso: ¿para qué hacer planes, hace seis años, si no había nada que me cambiara el rumbo? Me costaba escribir «dos mil» cuando había que poner la fecha, porque habían sido décadas enteras de poner «mil novecientos». Me costaba también aceptar que había crecido, que ya no era un adolescente, que la vida podía ponerse peligrosa de un momento a otro, que posiblemente el amor fuese una farsa, y entonces también yo. ¿A quién podía preguntar sobre mis dudas, si en casa no estabas vos por la mañana?

Hace seis años tenia un teléfono celular de un kilo y medio que sonaba demasiado por la noche; un jefe rengo hincha de Racing que me quitaba cien pesos del sueldo si llegaba diez minutos tarde; un pájaro gigante que cantaba los sábados en el patio y se llamaba Juancarlos (yo lo había bautizado así); tenía un jazmín, tenía un helecho y tenía también el recuerdo de otro pasado menos bueno. Hace seis años mi vida era una primavera que empezaba tarde.

Yo fui invernal. En mis antiguos vuelos
quise batir el récord de lo oscuro
para que en mis espaldas de deshielo
me crecieran las alas de Epicuro

y así volar al ras del subterráneo
y aterrizar en sótanos y cloacas,
sin sol dermatológico o cutáneo
y con miedo a la cruz y a las estacas.

Yo fui invernal; viví congestionado,
amarillento y pobre de suspiros,
tan ajeno del verde y del dorado.

Cálido hogar, hoy salgo al patio y miro:
sonríe el horno de barro, el helecho
y el jazmín, porque el cielo está al derecho.

Hace seis años yo vivía en el barrio de Belgrano, a dos cuadras de Cabildo y Juramento, en una casa que, si la hubieras visto, te habría parecido demasiado masculina. Escribía sonetos y dibujaba monigotes con crayones que se me quedaban pegados en las manos. Leía desesperadamente a Camilo José Cela: sólo me faltaba un libro suyo, que no podía conseguir por ningún lado. Cada quince días visitaba a mi hermana y su familia en La Plata, cada quince días a mis padres en Mercedes, cada quince días a Chiri y su familia en Luján. Hace seis años yo me subía a los colectivos de media distancia para recorrer distancias que ahora me parecen imposibles.

Eso es raro, ¿ves? Hace seis años la nostalgia me quedaba a cien kilómetros. Mi esquina del barrio de Belgrano era entonces el «afuera». Yo era un mercedino que vivía en la capital: no echaba de menos la batata, ni el dulce de leche, ni el bombardeo televisivo pre-Mundial, sino caminar de noche por la Avenida Cuarenta. Era una melancolía fácil de arrastrar, una saudade que ahora me parece de juguete. Hace seis años el exilio se combatía subiendo a un 57 en Plaza Italia.

y entonces de repente miré el cielo
fragmentado de cabildo y olazábal
y descubrí que en todos estos años
nunca jamás hubo estrellas fugaces

y que el virtuoso del subte de olleros
vive cantando al amor desgarrado
pero no oí a nadie cantar junio brusco
nunca jamás como a eduardo byrne

ni tampoco pasó un motociclista
por corrientes y carlos pellegrini
que se paró para fumar conmigo
y avisarme en qué quinta era la fiesta

fui feliz en la plaza del congreso
y desdichado en un zaguán de urquiza
pero no tan feliz ni desdichado
como en algún lugar de la Cuarenta

Hace exactamente seis años era un fin de semana cualquiera. Era un domingo, igual que ahora. Y me tocaba ir a Mercedes a visitar a mis padres. Ellos se habían comprado una computadora y querían que les conectara Internet. Yo no tenía Internet, pero no creí que fuese nada del otro mundo conectarlo. A la mañana me fui un rato a caminar por la Cuarenta, fumando tranqui, sin saber que sería el último día de mi vida sin saber quién eras.

Hace seis años, a la tarde, mi padre quiso que lo instruyera sobre cómo funcionaba un chat, para poder vigilar a su nieta de ocho años cuando se conectara. No quería problemas ni cosas raras. Abrimos entonces un portal cualquiera y le empecé a explicar (casi sin saberlo) cómo había que hacer para conversar con gente.

Hace seis años, a la misma hora, a vos te había dado risa un banner en Internet que utilizaba la forma verbal de Argentina. La publicidad rezaba: “Hacé clic y conectáte en un periquete”, o algo parecido. Te preguntaste, curiosa, cómo sería un chat donde toda la gente usara mal los acentos de los verbos y dijera palabras raras, y te metiste en un portal de Argentina.

Pudo no haber pasado nunca, como todas las cosas de este mundo. Pero pasó justo de esa manera y ahora hace seis años. Yo vi, entre la turba de gente parloteando al mismo tiempo, a alguien que era de España y que no hablaba. Me acordé del libro de Camilo José Cela, el que no podía conseguir por ninguna parte, y entonces te pregunté:

—¿Sos de España?

—De Barcelona.

—¿Conocés a Cela?

—Claro.

Le dije a mi padre: “¿Ves? Así es como se usa un chat, podés hablar por acá con todo el mundo al mismo tiempo, o por acá con una persona sola”. A mi padre le pareció bien y me cebó un mate. En media hora empezaba Racing-Independiente y lo pasaban en directo, así que se fue a la pieza para conectar el cable trucho y preparar los sillones. En el monitor había una frase nueva, desde hacía un rato:

¿Por qué lo preguntas? —decían tus letras, parpadeando.

Hace seis años, más o menos a esta hora, decidí seguir hablando un poco más con vos, por lo menos hasta que empezara el partido.

Era el 14 de mayo del año 2000 y yo todavía no sabía que Racing iba a perder dos a uno con un gol de Cambiasso en el complemento, ni que vos te llamabas Cris, ni que al final de aquel siglo viejo nos abrazaríamos en el aeropuerto Charles de Gaulle, ni que andaríamos por París esquivando la nieve, ni que tendríamos esta casa, y después esta hija, y después esta historia.

Yo sé que me quejo mucho, y que extraño todo, y que te cuesta soportar mi adolescencia y mis pataleos. Yo sé que estás cansada de oírme decir cuánto me gustaba mi otra vida, mi otro siglo y mi otro mundo. Y que me paso el día mirando la tele argentina y escribiendo boludeces en contra de España, y tratando de que la Nina no aprenda nunca catalán, y diciendo en las sobremesas con amigos que no sabés cocinar ni un huevo frito. Pero una vez cada seis años también soy capaz de decir la verdad; solamente una vez cada seis años, porque escribir cursi me saca sarpullido. Así que escucháme bien, porque la próxima es en el 2012: la verdad, la puta verdad de todo este asunto, es que jamás he sido tan feliz como en estos años.


Hernán Casciari
domingo 14 de mayo, 2006

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

216 comentarios Hace seis años también era domingo

  1. Gustavo Víquez Guerrero #214    10 junio, 2006 a las 12:06 am

    oye amigo, apenas ayer por otro amigo empece a leer tus escritos.
    soy de Costa Rica, quizas no soy el mejor lector del mundo, pero un acosa es cierta logras matener la atencion del lector, no lo tomes como un halago, eso es algo que debes saber.
    Esta lectura en especial me “mato”, la “cursileria” que te da cada seis años, definitivamente es algo que a mi me llena mucho, sigue en esto sobre todo demostrando el amor por los que amas.
    Gustavo Adolfo Víquez Guerrero

  2. Sebas #213    7 junio, 2006 a las 5:37 pm

    Y a mi se me ponen los pelos de punta y una cara de “oooooh que bonito” por la que mi jefe podría ver que poco tiene que ver con lo laboral lo que ahora escribo.

  3. Enrique #212    6 junio, 2006 a las 7:42 am

    Siento una envidia sana al leer esto, y de alguna manera, real o extraordinaria, es un “sigue adelante”… No se si en 6 años pueda escribirle algo tan lindo a alguien, porque seamos sinceros, existe cosa mas linda que la honestidad de las palabras cuando hablan de sentimientos? Para mi que no… como decia, no se si en 6 años, capaz a mi con lo distraido que soy me tome un par de años mas… pero espero que asi sea.
    Felicidades.

  4. paula #210    28 mayo, 2006 a las 8:46 pm

    Jooooooder!!!!
    la piel de pollo al ir descubriendo lo que se puede llegar si uno se abre y esta dispuesto al amor.
    semejante a la que vivo desde hace 6 meses yo argentina el español..y ese sentimiento de no querer conocer a nadie mas..

    de que no hay imposibles.
    de que no hay distancias.
    la felicidad esta dentro de cada uno,permitanse encontrarla!

  5. Agueda #206    22 mayo, 2006 a las 12:44 am

    hermoso el post… realmente hermoso… felicitaciones hernan… espero ser tan afortunada como lo eres tu… saludos a tu familia… auque no sepas kien soy. suerte en todo.

  6. seburu #205    21 mayo, 2006 a las 8:37 pm

    me alegra ver que los progres que comentan únicamente en el petit son pocos. no se puede escuchar todo el día mambo number 5 y en una semana nunca más.
    reconforta la gente que le gusta seguir comentando el en el 200 del post semanal, como disfrutando el bajón. hey, que chivo.

  7. Alicia #203    21 mayo, 2006 a las 5:06 am

    Simplemente maravilloso…una historia de ensuenio…me encanto…ni se como llegue aqui pero que historia maravillosa, realmente me dio esperanzas…talvez a mi me pueda pasar, algun dia…yo tengo un bebe pero el padre (argentino) se hizo el loco…como que no era con el…y estoy sola…con 23 anios y un bebe de 9 meses hermosisimo pero bueno…talvez pueda decir algun dia que hace algunos anios tambien era domingo…

  8. chori #202    21 mayo, 2006 a las 1:45 am

    ¿Cuál era el escritor que decía que si uno publicaba una carta de amor privada de cualquier escritor o poeta no iba a encontrar allí nada de literatura, y que cuando dicho escritor o poeta escribía una carta de amor predestinándola a la publicación podía conseguir un vuelo poético que ni asomaba en una correspondencia sincera?

    Por otro lado, en un tango la cursilería aparece sin vergüenza y nos vuela la cabeza, pero cuando los argentinos escuchamos hablar de “tu” o “ti” ya olemos a Julio Iglesias o Ricki Martin, y hacemos una mueca de espanto.

    Hernán enamorado y despechado es lo que estaba acostumbrado, pero Hernán enamorado y correspondido es como Racing saliendo campeón todos los años…

    Sin ningún juicio de valor…

  9. María #201    21 mayo, 2006 a las 12:10 am

    Como diría el buen Fernando Delgadillo:

    Soy vecino de este mundo por un rato,
    y hoy coincide que también tu estas aquí
    coincidencias tan extrañas de la vida
    tanto siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir

  10. Haffner #200    20 mayo, 2006 a las 11:27 pm

    El resaltado es mío)

    Si. Roque Dalton decía que “deberían de dar premios de resistencia por ser salvadoreño”. Aún hoy, 14 años después de la firma de los acuerdos de paz, esa frase sigue teniendo sentido.

    Leyendo el reportaje de la BBC encontré Orsai. Y, en cuanto a copante – chévere (me costo encontrar q significaba copante), se entend{ia más chévere; aunque acá la frase q usamos para cuando algo es de tu agrado es: “hey, qué chivo”

    Un saludo. Victor C.
    ==================
    Estamos de acuerdo,uds sufrieron mas que nosotros.Aparte,la cosa estaba mas radicalizada en ES que en Argentina.
    Espero un dia que gane en tu pais quien corresponde y que al asesino de D’iabusson lo hagan bailar desnudo y que le tiren con ARENA.
    Copante se decia en los 80,te puse chevere x q los centroamericanos que conoci decian asi.Hace 22 q me fui de Argentina,hoy dicen ‘es la masa’ ,’pipikuku’o algo asi

  11. Juli (antes Julieta) #198    20 mayo, 2006 a las 9:06 pm

    Cris (sra. de Orsai)#179: supuse que no gabria sido nada malo, fue solo un chascarrillo y una ironizacion, siguiendo el juego de H. De hecho, te imagino demasiado tierna como para que nos mandes “al guano”, jjajaja, y con una infinita paciencia… Acordate de “detras de un todo gran hombre hay una gran mujer…” (frase machista, pero real al extremo y creo que en este caso cuadra perfectamente…). Y como dije alguna vez…, gracias por de una manera u otra, “brindarse” tambien uds….

    Un abrazo gigante

  12. Mara #197    20 mayo, 2006 a las 8:38 pm

    Je, las vueltas de la vida, me pasó como a vos pero al revés. También conocí a mi marido chateando -van a ser 9 años. Hace tres meses nos mudamos a su ciudad natal y cuando nos pusimos la banda ancha mi hermano me mandó la info del blog: “¡Leélo, el tipo es de Mercedes y está en España, es buenísimo!” (él y mi mamá son tus seguidores) Qué justo que el primer post que leo sea éste. Y bueno, ahora soy yo la que puede caminar por la Avenida Cuarenta… aunque mi recorrido termina allá, como una meta: bajo por la catorce hasta la uno y le doy derecho hasta la rotonda de la cuarenta, de ahí vuelvo. Y bue, la vida es así, tu lugar en el mundo pasa a ser donde está tu gran amor. Yo, la verdad, no me quejo: está bueno Mercedes…

  13. Tere de Punta Carretas #196    20 mayo, 2006 a las 2:01 pm

    Cris: ¡te lo dijo!

    Orsái:
    comprate Piracalamina
    para el zarpullido,
    me parece que te gustó decir lo que dijiste,
    y parece que haría bien…
    decirlo más seguido.

    Besos a Nina.
    Tere de Punta Carretas

  14. MARIAMallorca #195    20 mayo, 2006 a las 11:55 am

    soy nueva por aqui Hernan….te felicito por tu maravillosa manera de relatar la vida…me emocione y todo!!! pero por fa…cada 6 años es mucho…te vas a convertir en un Zacarias cualquiera!!!! jejeje….besos…de una argentina en mallorca….

  15. Cris (sra. Orsai) #194    20 mayo, 2006 a las 10:46 am

    Toro #171: Cuando quieran molestarlo, me avisan. No hay cosa que me guste más que eso.

    Juli #172: No mandamos a nadie al carajo, pero es que esto de venir a ver que hay de nuevo por aquí y encontrar que hay alguien de mi familia que comenta, me ha puesto contenta y me he olvidado de todo. Pero bueno, no hemos dicho nada del otro mundo. Gina me dice si lo he leído bien, y yo le contesto que sí y que a ver qué me pedirá ahora (como contrapartida al post, se entiende). Nada mas.

  16. lukre #193    20 mayo, 2006 a las 8:18 am

    pues si sos feliz disfrutala aun mas si cabe 🙂

    una revelacion tu post de hoy, ahora entiendo porque extrañas tanto.. con el tiempo se te va a pasar…

    asi que a tu chica la conociste asi, que bien, quien lo iba a decir no??

    un saludo

    pd: yo tambien soy de Racin pero ya ni se quien juega ahi..

  17. Maik Pimienta #191    20 mayo, 2006 a las 1:22 am

    Hace seis años…no soñaba con terminar la carrera. tenía 21 años, estaba en granada, livng la vida loca…sin novia…sin responsabilidades…sin nada que perder…¿Has puesto la entrada para invitarnos a todos a un chupito de melancolía?

    Un abrazo.

  18. Victor C. #190    20 mayo, 2006 a las 12:39 am

    Nº 155
    Dice Haffner:
    orsai se lee en ES? copante-o debo decir chevere?-
    Me rei mucho con el video del Planeta de los Cerdos ttp://youtube.com/watch?v=pvSg1zIKmdI&search=los%20cerdos
    Tu pais es una tragicomedia
    =======================
    (El resaltado es mío)

    Si. Roque Dalton decía que “deberían de dar premios de resistencia por ser salvadoreño“. Aún hoy, 14 años después de la firma de los acuerdos de paz, esa frase sigue teniendo sentido.

    Leyendo el reportaje de la BBC encontré Orsai. Y, en cuanto a copante – chévere (me costo encontrar q significaba copante), se entend{ia más chévere; aunque acá la frase q usamos para cuando algo es de tu agrado es: “hey, qué chivo”

    Un saludo. Victor C.

  19. Victor C. #189    20 mayo, 2006 a las 12:39 am

    Nº 155
    Dice Haffner:
    orsai se lee en ES? copante-o debo decir chevere?-
    Me rei mucho con el video del Planeta de los Cerdos ttp://youtube.com/watch?v=pvSg1zIKmdI&search=los%20cerdos
    Tu pais es una tragicomedia
    =======================
    (El resaltado es mío)

    Si. Roque Dalton decía que “deberían de dar premios de resistencia por ser salvadoreño“. Aún hoy, 14 años después de la firma de los acuerdos de paz, esa frase sigue teniendo sentido.

    Leyendo el reportaje de la BBC encontré Orsai. Y, en cuanto a copante – chévere (me costo encontrar q significaba copante), se entend{ia más chévere; aunque acá la frase q usamos para cuando algo es de tu agrado es: “hey, qué chivo”

    Un saludo. Victor C.

  20. amelis #188    20 mayo, 2006 a las 12:20 am

    es extraño esto de leer publicaciones con dejos romanticos en orsai…
    no importa que sea cada seis años, solo que si eres capaz de decir la verdad…
    admirable
    son pocos

  21. Zoe #187    19 mayo, 2006 a las 11:14 pm

    Me he leído algunas cosas de este blog, por recomendación de un amigo y se me ha hecho una costumbre revisarlo cada tanto. Está bueno. Gracias por compartir una historia tan personal e íntima.
    ¿Cuántos años tiene la Nina?
    Saludos cubanos, desde Buenos Aires.

  22. Toro #185    19 mayo, 2006 a las 6:38 pm

    Cris, el año que viene te veo en el teatro. Pero al gordito no le perdonemos ese desencuentro. Confiscale el porro y repartilo para los pobres sudacas(?), sé nuestra robin hood. O no. Pero al menos lo molestamos un rato.

    Abrazo y beso a la Nina!

  23. AW #182    19 mayo, 2006 a las 10:13 am

    Hernán, te leo desde hace tiempo pero nunca participé. Lo hago ahora porque me ha parecido gracioso que yo “debuté” con Cris, mi novia, el 14 de mayo de 2000. Fue algo carnal, eso sí.
    Abrazos,
    AW

  24. Toro #180    18 mayo, 2006 a las 11:19 pm

    No podés…ja! Te aputozaste cual Toro eh…:P

    Blah, a mi me gustó, pero no soy parámetro, por mi camperita rosa (?)

    Saludame a Cris y a la Nina. Una de las pocas cosas que me quedan atragantadas de cuando estuve en Barcelona es eso, còmo carajo no me invitaste a conocerlas? Blah…

  25. Maestruli #178    18 mayo, 2006 a las 8:47 pm

    Xtian, Internet no es nostalgia de lo que Internet era, sino de vos mismo cuando descubriste las potencialidades de Internet. A mí el cambio me vino hace poco más de ds años. Pero pueden seguir pasando cosas increíbles por esta red, es cuestión de receptividad.

  26. mediolanum #175    18 mayo, 2006 a las 11:06 am

    Qué bonito!
    Me he emocionado porque tu historia es un poco la mia.Yo también deje mi país, la bella Italia, por amor y hace unos años que vivo aquí en España y aunque siempre echo de menos a mi gente y a mi ciudad y lloro como una tonta cada vez que mi familia me manda algún paquete enorme con la comida rica de mi tierra,creo que el amor que siento por esa persona que hoy comparte mi vida es más fuerte que todo eso y no me arrepiento de nada.
    Así que..FELICIDADES a Hernán y a su otra mitad!

  27. Xtian #174    18 mayo, 2006 a las 6:46 am

    Hermoso Hernán, este post es hermoso.

    Hace 10, 8 o 6 años la internet era el mejor lugar al que entrar. Tardamos en darnos cuenta, hoy nos damos cuenta, cuando la internet es ya otra cosa.

    Sí, soy un nostálgico tanguero de la internet de hace 6 años. A mí me pasaron también cosas grosísimas que dieron vuelta mi vida como un omelette.

    Saludos a Cris, con ese nombre tenía que ser grosa, claro.

  28. Armando #172    17 mayo, 2006 a las 8:18 pm

    Y Olé!

    Ah, no, que es Catalunya!, Collons!

    Sepa la madre, felicidades a tí, no tantas a Cris.

    Y ya podrías ser un poquito menos cavernícola y reducir el plazo de tus cursilerías a tres años, que si te la vives viviendo en tus recuerdos, igual le debes duplicar la dosis para compensarla!

  29. hodavame #171    17 mayo, 2006 a las 6:43 pm

    Felicidades!!!

    Yo por mi parte acabo de botar a la basura siete años y medio de noviazgo.

    Es bueno ver que hay personas como tu con una vida tan plena. Eso me da esperanzas para intentarlo de nuevo.

    Felicitaciones y gracias.

  30. Haffner #169    17 mayo, 2006 a las 11:49 am

    Comentario Nº 153
    Dice Victor C.:
    Felicidades Cris, Nina y Hernán. Un saludo desde El Salvador.
    ========================
    orsai se lee en ES? copante-o debo decir chevere?-
    Me rei mucho con el video del Planeta de los Cerdos ttp://youtube.com/watch?v=pvSg1zIKmdI&search=los%20cerdos
    Tu pais es una tragicomedia
    =======================
    un jefe rengo hincha de Racing que me quitaba cien pesos del sueldo si llegaba diez minutos tarde;
    ======================
    tu exjefe era amargo,ya se notaba en su pasion y aparte un chancho rengo
    ============un pájaro gigante que cantaba los sábados en el patio y se llamaba Juancarlos (yo lo había bautizado así);
    =======================
    ESE FUE EL SUMMUN DEL RELATO PARA MI,que fue de la vida de tu tocayo…lo nacionalizaste catalan o se quedo en el Primer Mundo?
    =======================
    —¿Sos de España?

    —De Barcelona.

    —¿Conocés a Cela?

    —Claro.

    Le dije a mi padre: “¿Ves? Así es como se usa un chat, podés hablar por acá con todo el mundo al mismo tiempo, o por acá con una persona sola”.
    ======================
    Que boludo que fui por leer a la ligera,que increible la historia…oh,scheisse,asi conocio a la mama de Nina????!!!!.Le tiene que poner un monumento a Don Roberto-o dos,uno a Arlt y el otro a don Casciari-.
    =====================
    Así que escucháme bien, porque la próxima es en el 2012: la verdad, la puta verdad de todo este asunto, es que jamás he sido tan feliz como en estos años.
    =====================
    aplauso,estimado Juan Carlos.Como dice mi sra,’chapeau’.El remate de la historia fue como un punial.No llore como muchos de los parientes que tengo en la gran flia Orsai,pero si confieso que calo hondo.
    Tiene razones para serlo:Equilibrio familiar,hace del hobby un trabajo,gana guita y se divierte,un verdadero lujo en el mundo de hoy.
    Falta que se cumpla lo que cantaba Charly:Un monton de voces que le gritan/un millon de manos que lo aplauden.

  31. Christie del Pino #168    17 mayo, 2006 a las 10:45 am

    Todo tiempo pasado sin ordenatas fue mejor? Bueno según como lo mires, yo hace seis años creía que un ratón era un roedor que siempre me ha dado asco, hoy lo agarro y hago con él lo que quiero, y gracias a internet conoci el amor… asi que yo prefiero la vida con ordenador, pero siempre con moderación, los extremos siempre son los malos.

    Un saludo y felicidades por la web.

  32. Gastón #166    17 mayo, 2006 a las 3:06 am

    Hernán, buenísimo!!!
    Acá en mi pueblo, he puesto un ciber (el único por ahora porque no da para mas debido a la cantidad de habitantes), esta historia, tu historia, la he visto aquí en muchos, con mucha alegría, y en mi vida misma….
    Hace dos años, conocía a la que es hoy mi amor, mi vida, mi compañera…
    Yo he dejado lo cursi hace rato, y me he dedicado, si se quiere la expresión, a llorar cuando me plazca…
    Como a muchos de los que han dejado comentarios antes, decidí leerte mientras laburaba, atendiendo el ciber… decidí tambien no reprimir mis emociones y llorar como solos los hombres lloramos, desde adentro carajo!, porque si lloramos es que nos llegó!!
    Gracias Hernan por esta alegría, y por no hacernos sentir eso de que “YO PENSÉ QUE SOLO ME PASABA A MÍ”
    Saludos desde Arenaza!!!!

  33. coki #165    17 mayo, 2006 a las 2:51 am

    Hernán, hace rato no te leía por falta de tiempo y me encuentro con esto. Soy de esas personas que se deshacen con las ternuras y ni te cuento si en ellas me veo reflejada. Dios quiera mi historia tenga tan buen final como la tuya. Gracias por hacerme pensar que es posible.

¿Desea algo más del sr. Casciari?