Messi es un perro

11 de junio, 2012



La respuesta rápida es por mi hija, por mi esposa, porque tengo una familia catalana. Pero si me preguntan en serio por qué sigo acá, en Barcelona, en estas épocas horribles y aburridas, es porque estoy a cuarenta minutos en tren del mejor fútbol de la historia.

Quiero decir: si mi esposa y mi hija decidieran irse a vivir a Argentina ahora mismo, yo me divorciaría y me quedaría acá por lo menos hasta la final de la Champions. Y es que nunca se vio algo parecido adentro de una cancha de fútbol, en ninguna época, y es muy posible que no ocurra más.

Es verdad, estoy escribiendo en caliente. Redacto esto la misma semana en que Messi hizo tres para Argentina, cinco para el Barça en Champions y dos para el Barça en Liga. Diez goles en tres partidos de tres competiciones diferentes.

La prensa catalana no habla de otra cosa. Durante un rato, la crisis económica no es el tema de inicio en los noticieros. Internet explota. Y en medio de todo esto a mí me acaba de pasar por la cabeza una teoría extraña, muy difícil de explicar. Justamente por eso intentaré escribirla, a ver si termino de darle vuelo.

Todo empezó esta mañana: estoy mirando sin parar goles de Messi en Youtube, lo hago con culpa porque estoy en mitad del cierre de la revista número seis. No debería estar haciendo esto.

De casualidad hago clic en una compilación de fragmentos que no había visto antes. Pienso que es un video más de miles, pero enseguida veo que no. No son goles de Messi, ni sus mejores jugadas, ni sus asistencias. Es un compilado extraño: el video muestra cientos de imágenes —de dos a tres segundos cada una— en las que Messi recibe faltas muy fuertes y no se cae.

No se tira ni se queja. No busca con astucia el tiro libre directo ni el penal. En cada fotograma, él sigue con los ojos en la pelota mientras encuentra equilibrio. Hace esfuerzos inhumanos para que aquello que le hicieron no sea falta, ni sea tampoco amarilla para el defensor contrario.

Son muchísimos pedacitos de patadas feroces, de obstrucciones, de pisotones y trampas, de zancadillas y agarrones traicioneros; nunca las había visto a todas juntas. Él va con la pelota y recibe un guadañazo en la tibia, pero sigue. Le pegan en los talones: trastabilla y sigue. Lo agarran de la camiseta: se revuelve, zafa, y sigue.

Me quedé, de repente, atónito, porque algo me resultaba familiar en esas imágenes. Puse cada fragmento en cámara lenta y entendí que los ojos de Messi están siempre concentrados en la pelota, pero no en el fútbol ni en el contexto.

El fútbol actual tiene una reglamentación muy clara por la que, muchas veces, caer al suelo es asegurar un penal, o conseguir que se amoneste al zaguero contrario es propicio para futuros contragolpes. En estos fragmentos, Messi parece no entender nada sobre el fútbol ni sobre la oportunidad.

Se lo ve como en trance, hipnotizado; solamente desea la pelota dentro del arco contrario, no le importa el deporte ni el resultado ni la legislación. Hay que mirarle bien los ojos para comprender esto: los pone estrábicos, como si le costara leer un subtítulo; enfoca el balón y no lo pierde de vista ni aunque lo apuñalen.

¿Dónde había visto yo esa mirada antes? ¿En quién? Me resultaba conocido ese gesto de introspección desmedida. Dejé el video en pausa. Hice zoom en sus ojos. Y entonces lo recordé: eran los ojos de Totín cuando perdía la razón por la esponja.

 

Yo tenía un perro en la infancia que se llamaba Totín. Nada lo conmovía. No era un perro inteligente. Entraban ladrones y él los miraba llevarse el televisor. Sonaba el timbre y no parecía oírlo. Yo vomitaba y él no venía a lamer.

Sin embargo, cuando alguien (mi madre, mi hermana, yo mismo) agarraba una esponja —una determinada esponja amarilla de lavar los platos— Totín enloquecía. Quería esa esponja más que nada en el mundo, moría por llevarse ese rectángulo amarillo a la cucha. Yo se la mostraba en mi mano derecha y él la enfocaba. Yo la movía de un lado a otro y él nunca dejaba de mirarla. No podía dejar de mirarla.

No importaba a qué velocidad moviera yo la esponja: el cogote de Totín se trasladaba idéntico por el aire. Sus ojos se volvían japoneses, atentos, intelectuales. Como los ojos de Messi, que dejan de ser los de un preadolescente atolondrado y, por una fracción de segundo, se convierten en la mirada escrutadora de Sherlock Holmes.

Descubrí esta tarde, mirando ese video, que Messi es un perro. O un hombre perro. Esa es mi teoría, lamento que hayan llegado hasta acá con mejores expectativas. Messi es el primer perro que juega al fútbol.

Tiene mucho sentido que no comprenda las reglas. Los perros no fingen zancadillas cuando ven venir un Citroën, no se quejan con el árbitro cuando se les escapa un gato por la medianera, no buscan que le saquen doble amarilla al sodero. En los inicios del fútbol los humanos también eran así. Iban detrás de la pelota y nada más: no existían las tarjetas de colores, ni la posición adelantada, ni la suspensión después de cinco amarillas, ni los goles de visitante valían doble. Antes se jugaba como juegan Messi y Totín. Después el fútbol se volvió muy raro.

Ahora mismo, en este tiempo, a todo el mundo parece interesarle más la burocracia del deporte, sus leyes. Después de un partido importante, se habla una semana entera de legislación.

¿Se hizo amonestar Juan exprofeso para saltarse el siguiente partido y jugar el clásico? ¿Fingió realmente Pedro la falta dentro del área? ¿Dejarán jugar a Pancho acogiéndose a la cláusula 208 que indica que Ernesto está jugando el Sub-17? ¿El técnico local mandó a regar demasiado el césped para que los visitantes patinen y se rompan el cráneo? ¿Desaparecieron los recogepelotas cuando el partido se puso dos a uno, y volvieron a aparecer cuando se puso dos a dos? ¿Apelará el club la doble amarilla de Paco en el Tribunal Deportivo?
¿Descontó correctamente el árbitro los minutos que perdió Ricardo por protestar la sanción que recibió Ignacio a causa de la pérdida de tiempo de Luis al hacer el lateral?

No señor. Los perros no escuchan la radio, no leen la prensa deportiva, no entienden si un partido es amistoso e intrascendente o una final de copa. Los perros quieren llevarse siempre la esponja a la cucha, aunque estén muertos de sueño o los estén matando las garrapatas.

Messi es un perro. Bate records de otras épocas porque solo hasta los años cincuenta jugaron al fútbol los hombres perro. Después la FIFA nos invitó a todos a hablar de leyes y de artículos, y nos olvidamos que lo importante era la esponja.

Y entonces un día aparece un chico enfermo. Como en su día un mono enfermo se mantuvo erguido y empezó la historia del hombre. Esta vez ha sido un chico rosarino con capacidades diferentes. Inhabilitado para decir dos frases seguidas, visiblemente antisocial, incapaz de casi todo lo relacionado con la picaresca humana. Pero con un talento asombroso para mantener en su poder algo redondo e inflado y llevarlo hasta un tejido de red al final de una llanura verde.

Si lo dejaran, no haría otra cosa. Llevar esa esfera blanca a los tres palos todo el tiempo, como Sísifo. Una y otra vez. Guardiola dijo, después de los cinco goles en un solo partido:

—El día que él quiera hará seis.

No fue un elogio, fue la expresión objetiva del síntoma. Lionel Messi es un enfermo. Es una enfermedad rara que me emociona, porque yo amaba a Totín y ahora él es el último hombre perro. Y es por constatar en detalle esa enfermedad, por verla evolucionar cada sábado, que sigo en Barcelona aunque prefiera vivir en otra parte.

Cada vez que subo las escaleras internas del Camp Nou y de pronto veo el fulgor del pasto iluminado, en ese momento que siempre nos recuerda a la infancia, digo lo mismo para mis adentros: hay que tener mucha suerte, Jorge, para que te guste mucho un deporte y te toque ser contemporáneo de su mejor versión, y, trascartón, que la cancha te quede tan cerca.

Disfruto esta doble fortuna. La atesoro, tengo nostalgia del presente cada vez que juega Messi. Soy hincha fanático de este lugar en el mundo y de este tiempo histórico. Porque, me parece a mí, en el Juicio Final estaremos todos los humanos que han sido y seremos, y se formará un corro para hablar de fútbol, y uno dirá: yo estudié en Amsterdam en el 73, otro dirá: yo era arquitecto en São Paulo en el 62, y otro: yo ya era adolescente en Nápoles en el 87, y mi padre dirá: yo viajé a Montevideo en el 67, y uno más atrás: yo escuché el silencio del Maracaná en el 50.

Todos contarán sus batallas con orgullo hasta altas horas. Y cuando ya no quede nadie por hablar, me pondré de pie y diré despacio: yo vivía en Barcelona en los tiempos del hombre perro. Y no volará una mosca. Se hará silencio. Todos los demás bajarán la cabeza. Y aparecerá Dios, vestido de Juicio Final, y señalándome dirá: tú, el gordito, estás salvado. Todos los demás, a las duchas.


Hernán Casciari
lunes 11 de junio, 2012

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

346 comentarios Messi es un perro

  1. Enrique Llanos #221    16 julio, 2016 a las 5:03 pm

    Relamente magnifico relato, me gusto la sencillez del mismo y también la comparación entre Leonel y Totin que no es para nada ofensiva y s, uno tiene mucho de que aprender…
    quiqueto

  2. Pablo Diaz #220    2 julio, 2016 a las 2:19 am

    Hola hernan, me imagino q no tendras mucho tiempo para leer todos los mensajes..yo solo queria pedirte permiso pasa extraer un fragmento de tu cuento para hacer una cancion a lionel…yo tengo una banda de rock, no nos conoce nadie..pero me parecio q debia pedirte permiso igual..
    Me canse de buscar canciones para messi y no encontre nada…me parece q se lo merece…aunque nadie vaya a escuchar lo q puedo hacer…desde ya muchas gracias..

  3. vale valeria #218    7 junio, 2016 a las 12:28 am

    Leí este texto para mis alumnos adolescentes que nunca me prestan atención. Lo escucharon, les encantó y una chica me lo pidió. Un éxito. Te amo cada día más

  4. julian gerenschtein #217    11 abril, 2016 a las 8:40 pm

    Hola Hernan, vi el video miles de veces y lo lei tambien muchas veces. Coincido plenamente con lo que opinas sobre este ser NO comun. No te voy a poder explicar como lo amo a Messi porque no hay una palabra que lo describa, vos lo entenderas. Hice de todo por el, hasta me fui a Barcelona y me regalo su camiseta. Ademas lei varias historias tuyas y admiro como escribis y la manera que lo relatas.

  5. JESUS ELLEN #215    16 enero, 2016 a las 4:37 am

    Exelente !!!!! espectacular !!!!!!!
    Palabras sabias para un sabio del fútbol, agradezco tanto a la vida por haber nacido en esta época para ver jugar al más grande de este amado deporte, soy fanático del fútbol desde que vi jugar a Ronaldinho y a Messi juntos en el Barcelona , magia pura, calidad, brillo y diversión y alegría , así es como juega Messi con amor a lo que le gusta, estar detrás de su mejor amigo… el balón, ya no soy un niño pero esa palabra …el balón es mi mejor amigo lo recuerdo de Los Super Campeones, igual que ” totín ” ….Messi ” el perro humano ” , fiel a su amigo el balón…
    QUE GRANDE ES EL FUTBOL——- QUE GRANDE ES MESSI
    Viva el barza ……Amoooo el fútbol !!!!!!!!!!
    Felicidades Hernán

  6. Mike #214    15 enero, 2016 a las 3:06 am

    Estoy viajando con mi familia a Europa por primera vez en mi vida. Y al pasar por Barcelona iré a ver al perro al Camp Nou. A mis hijos les compartiré el cuento. Para que vean que van a ser salvados también.

  7. rosana urxi #213    8 diciembre, 2015 a las 4:13 pm

    Está muy lindo ese cuento. Sabes, yo tengo un hijo con Síndrome de Asperger que es un trastorno del espectro autista, y tiene la misma mirada que Messi. Es un trastorno generalizado del desarrollo. Mi hijo tiene intereses muy específicos como Messi, la pelota, otros distintos tal vez relacionados con la computación. Presumo que ambos tienen el mismo mal. Es una condición. Y nada que pase para ellos los hará cambiar su centro de interés, ni el dinero, ni la fama…

  8. Antonio Scuro #211    22 septiembre, 2015 a las 3:13 pm

    Sin otras palabras que brillante, me puse a mirarlo a buscar imágenes de él, soy fotógrafo deportivo y es tal cual. Se abstrae de todo y sigue la pelota hasta el final

  9. Boise #205    27 junio, 2015 a las 9:44 pm

    Admiro tu trabajo Hernán, esa valentía e ingenio que tienes, no lo encontramos mucho por la vida. Soy mexicana y he comparado tu “CUENTO” como Tu lo llamas, de Messi con la vida que llevamos. No soy aficionada al fútbol, pero ahora me doy cuenta porque mi esposo siempre defiende tener una buena conexión de TV y una buena grabadora, pues siempre graba esos partidos y los mira una y otra vez¡¡¡ Que grandioso es Messi. Que alma y que pasión le pone a ese balón. De verdad que si no es por lo que cuentas de El, no me siento a ver ese video. Ya lo llevo viendo varias veces y he leído tu cuento otras tantas.
    Gracias por existir en esta vida Hernán, tienes un don de historiador que merece respeto y admiración.

  10. Ignacio Serantes #203    2 junio, 2015 a las 1:55 am

    ESPERANDO MI LIBRO (Hernán lo vale)

    Esta vez Odiseo no logró escapar del ciclope aduanero. Los libros lograron cruzar el atlántico sorteando la furia de Poseidón y los peligros propios del siglo XXI -una falla en la turbina o un atentado terrorista-, no terminaron haciendo compañía a Tom Hanks y a Wilson en una isla perdida del Caribe. Pero parece que la tierra en estos días es más peligrosa que el océano: PAQUETE RETENIDO EN ADUANA es el equivalente a ese programa que tarda años luz en instalarse tildando absolutamente toda la máquina cuando llega al noventa y siete por ciento. Mientras tanto, yo coso y descoso rechazando otros libros (o teniendo una relaciones casuales, sin sentimiento alguno) porque no son del gordo mercedino ni vienen de Barcelona. Mi pedido está RETENIDO como si fuese sospechoso de algo y lo tuviesen demorado para averiguar sus antecedentes. Me es maravilloso haber sido siempre un sobreadaptado y hoy sentirme al margen de la ley por haber comprado unos libros por internet. Si bien sé que el contenido se puede conseguir en formato digital y sin las burocracias de lo físico, en estas tierras internet es una gran vidriera de cosas que se miran y no se tocan; también sé que Odiseo un día finalmente llega a Ítaca porque no es solo la voluntad de Penélope que este vuelva sino que es esta también la voluntad de Odiseo. Un autor y sus lectores siempre vuelven a encontrarse.

  11. Richard Gonzalez King #202    1 respuesta29 mayo, 2015 a las 9:45 am

    Buenísimos todas las historias Hernán. Yo también no soy de aquí ni de allá: 25 años en España. Y creo que también tengo la ¿lucidez? de disfrutar de absolutamente de todos los partidos que juega esta maldita Pulga. Lamento,entristezco, me cabreo, etc…con los Argentinos que lo critican y hasta lo odian. penoso. Pobreza.Te envidio MUCHO!! por no vivir yo cerca del Camp Nou. Me malhumoran los árbitros que no castigan adecuadamente todas las faltas y patadas que le dan al tipo que mas hace y ha hecho por que merezca la pena su profesión y por la que le pagan por arbitrar Como dijo Jorge: ¿”el mejor del mundo? Messi lesionado!” jaja!! Con su abuela, sus padres, su mujer y sus hijos. Un tipo normal. Futbolero. Ruego que siga muchos años mas!! Cuando se retire…se apagara la luz.

  12. Jorge Fregossi #200    8 mayo, 2015 a las 2:15 pm

    Increíble !!! jajajaja buenísimo, tan buenos como todas las historias que te he escuchado…sólo que recién ahora, después de tantos años me tomé un tiempo en leerlas. Y digo, que lástima no he tomado antes unos minutos para mi y leer tu blog!! Felicitaciones nuevamente Hernán…

  13. JUANCITO DE JUAN MOREIRA #199    1 respuesta15 agosto, 2014 a las 5:25 pm

    Messi era un perro, eso sucedía hasta el primer millon y el primer premio, ahora Messi descubrió que ser millonario y estar fornicando a la luz de la luna en un velero en el mediterráneo es mas glorioso que un gol de tiro libre.
    Ahora es ya un enano caprichozo y pecho frio, y perseguido por no garpar impuestos, perdimos el mundial porque no tienen el gen EPICO que si tiene Maradona. Maradona este mundial no lo pierde……

  14. Karilyn Cure #197    16 julio, 2014 a las 2:51 am

    Hola Gaucho. Le faltó poner una foto de la mirada de perro. Perdón por pedirle un visual aid a tanta belleza. Saludos desde barranquilla , colombia

  15. ignacio cinalli #193    2 julio, 2014 a las 6:21 am

    Me pongo en posición de argentinito si ?? Que gano?? gana un mundial como Diego .Salgo de la vorágine en donde solo “ganar algo”, solo sirve. Grandes jugadores como Johan Cruyff ,di Stéfano no pudieron levantar una copa mundial, pero lo mismo ,siguen estando entre los mejores de todos los tiempos.No se si Lio la levantara, si se que levantara la copa de la humildad el sacrificio y la solidaridad..Muy bueno el articulo

  16. Sara #192    28 junio, 2014 a las 3:06 pm

    La verdad es que después de la eliminación de España de la Copa del Mundo voy a apoyar a la selección argentina por Messi. También he disfrutado mucho viéndolo jugar en Barcelona y sería muy bueno para él que consiguiera algo importante en la albiceleste también.

  17. Lisbeth Flores #191    8 mayo, 2014 a las 2:14 am

    Considero que la lectura es increíble además de que es muy interesante y de sencilla comprensión; el fútbol es un deporte que sin duda es del completo agrado de muchas personas alrededor del mundo, aunque también existen otras a las cuales les disgusta, por lo cual se genera polémica y oposición de criterios. En ésta época, todos quieren solamente que el centro de cada una de las conversaciones sea el fútbol y apoyan a su equipo para que logre tal vez el triunfo. Lionel Messi según la opinión de muchos es considerado unos de los mejores jugadores de éste deporte en el mundo, por supuesto tiene muy merecido este reconocimiento por su arduo esfuerzo y su entrega diaria para llegar a ser lo que es ahora: “El Mejor”. Es sumamente cautivador el descubrir varios datos interesantes que no se posee en el conocimiento general; pero pensar que “Messi es un perro”, porque sigue el balón con sus ojos fijos, sin distracción alguna y que en sus jugadas no existe casi ninguna falla, es un ejemplo claro que demuestra el arduo trabajo que seguramente entrega diariamente en sus prácticas. Hernán Casciari recrea esto en la lectura, maneja con total destreza la ironía y consigue llevar a los lectores a realizar una reflexión muy detallada. Sin más preámbulo opino que el rol que este admirable jugador realiza cada día en la cancha, no es nada sobrenatural o de otro mundo, tampoco quiere decir que está enfermo, solamente es la habilidad nata y el talento que posee, además del amor y la entrega total por dejarlo todo en la actividad que realiza. Cada uno de nosotros, deberíamos hacer lo mismo; luchar para lograr cumplir nuestros objetivos e ideales, nunca darnos por vencidos ante las adversidades que puedan sucederse, marcarnos metas y propósitos que estemos dispuestos a cumplir, basándonos más que nada en la propia opinión y haciendo caso omiso a los malos consejos de aquellos que siempre desean perjudicar a los demás.

  18. Belén Cachago #190    8 mayo, 2014 a las 1:56 am

    Considero que al jugador de fútbol, Lionel Messi, se le ha observado con gran detalle tanto sus habilidades como lo que realiza en la cacha de juego; demostrando así que los récords que rompe y los premios que gana, levantan grandes expectativas y crea un gran interés en los fanáticos por saber cual es el secreto de tanto talento. Se resalta la concentración que el individuo tiene al realizar su profesión, que es más intensa que sus contrincantes y que tal vez es una gran táctica de mejora en este deporte, y junto con esta se anexa un mensaje de valor para las personas, pues nos señala que en muchas ocasiones nos olvidamos de lo que es más importante en los deportes como la pasión y la habilidad, se señala que pueden notarse más lo que lo rodea como las leyes de deportes, y de esta forma uno puede darse cuenta de que se descuida lo que tanto nos gusta por pequeñeces o inclusive se crean conflictos solo por beneficio propio.
    Tal vez el no aprovechar las faltas de juego hacia Lionel Messi sea visto como una mala estrategia y una pérdida de oportunidades pero si aún así él puede ser el mejor, entonces no siempre es necesario seguir las leyes o un orden para lograr un objetivo y ver con detalle a quien se admira puede dejar una gran base para crear un camino hacia las etas donde una persona no olvide por lo que lucha y lo demás simplemente no le importa.

  19. luis felipe #189    8 mayo, 2014 a las 1:25 am

    Uno de los mensajes mas motivadores que nos trae esta lectura es acerca de un jugador se llama MESSI en donde se destacan muchos aspectos positivos el simple echo de que nosotros deseemos algo que nos motiva, alguna cosa que nos inspira a luchar por lograr conseguirlo. El balón es lo mas preciado para este jugador, no importa los obstáculos que existan simplemente se hace lo imposible por alcanzar lo que mas desea en este mundo.
    de igual manera en nuestro vivir diario, debemos ponernos sueños, metas por las que queremos seguir luchando sin importar las pruebas que vengan la decisión de alcanzarlas solo depende de nosotros, así como este jugador solo pensaba en tener el balón en sus pies así nosotros tendremos nuestros sueños aferrados a nosotros para poder cumplirlos.

  20. katherin sanchez #188    7 mayo, 2014 a las 3:23 pm

    Con respecto a la lectura debemos saber que cada cosa que hagamos en nuestra vida se convierte en un reto en nuestro futuro, ademas de parecerme muy interesante e ilustrativa ya que habla acerca de messi y sus conquistaciones, triunfos y sueños por el futbol, que a pesar de las barreras que se le interpongan el seguira luchando por lo que quiere y seguira siendo un campeon como lo es hasta ahora, la frase “MESSI ES UN PERRO” no se refiere a malas espectativas sino al contrario nos marca un pensamiento diferente y de moral, para que jamas en la vida que nos encontremos caidos aprendamos a levantarnos y seguir y luchar por nuestras metas y nuestros sueños, al igual que lo hacia totìn (un perro de la infancia de casciari) el jamas dejaria de alocarse o desistir por su esponja amarilla y para que esto que relata anteriormente funcione debemos plantearnos metas y saber que tenemos la fe para poderlas cumplir a cabalidad sin importar nada y que para poder lograrlas tan solo dependera de nuestro esfuerzo y nuestra dedicacion.

  21. Veronica Rios #187    7 mayo, 2014 a las 3:20 pm

    Me parecio muy interesante porque messi era un jugador que tenia mucha pasion por el futbol que a el lo unico que le interesaba era tener su mirada frente al balon y jugar y no soltarlo el pensaba que la leyes que la fifa habia impuesto en el futbol no tenian sentido porque para el el futbol no tenia leyes ni reglamentos solo era jugar con pasion y entrega Hernan Casciari cuando lo veia recordo que el era igual a su perro porque el iva detras del balon sin perderlo de viata asi como era su perro de la infancia que iva detras de una esponja sin importarle nada mas, esta lectura nos enseña que cuando una persona siente amor por algo lo unico que le importa es hacerlo bien y con mucha passion.

  22. paul pazmiño #186    7 mayo, 2014 a las 12:04 pm

    Me gusto mucho esta lectura por que relata lo que la pasion asi algo lleva al ser humano al limite de no importale nada de lo que los demas digas o hagan como lo relata en la lectura sobre messi que su pasion es el futbol y lo practica de la manera mas humilde como el lo sabe aser sin importar si lo llegan a haser daño.
    Este tipo de lecturas son las que nos inspiran en la vida para llegar al exito hasiendo lo que no apasiona sin importar el criterio de las personas y asi cumplir nuestros objetivos planteados en la vida.

  23. Kely Fernanda Castro Perez #185    7 mayo, 2014 a las 2:50 am

    Me parece muy interesante la lectura ya que nos da a conocer sobre Messi sus habilidades y como mira el futbol desde una perpectiva en donde su unico objetivo es obtener la pelota de como su trabajo lo a hecho ser el mejor y tambien nos hace pensar de que el futbol no es como era antes una pasion un juego de diversion en donde no existia las reglas para jugar ,las llamadas tarjetas de colores hay solo tocaba vivir el momento todo esto a sido recopilado en Messi un jugador que disfruta del juego que lo ama con pasion y vive el momento.
    Para mi todo estoy me hace pensar que Casciari con destreza del manejo de la escritura y su poder en la expresion me han hecho entender que Messi es uno de los mejores jugadores y siempre lo sera.

  24. marco arriasola #181    9 mayo, 2013 a las 2:56 am

    O eres un vidente o le copiaste la “visión” a Mhonividente, una mujer que se está haciendo famosa aca en México por sus predicciones “acertadas”, leyendo su blog (de mhoni)me acordé de la entrada de tu blog (orsai) acerca de Messi es un perro.

    te dejo la liga para que leas del porqué de este mensaje

    http://mhoni.blogspot.mx/2011/03/las-almas-de-dios-se-acabaronel-13.html

    además la vidente anda buscando una editorial para publicar sus predicciones.
    saludos gordo

  25. Kevin Castro #180    2 abril, 2013 a las 11:53 pm

    Gemial, mi madre fue la que me dio una o otra de las mejores dichas: conocer a hernan, no por persona pero compartiendo el link de Messi es un perro, viendo mi incondicional apoyo con el equipo catalan. Gracias Hernan al fin conozco a alguien que sienta esa misma pasion por el futbol.

  26. Mariano Velo #177    20 marzo, 2013 a las 9:45 pm

    En un 90%, Hernán Casciari es un “hombre perro”…

    Me pasó algo semejante a lo que alguna vez me habían contado.
    Ya no sé ni dónde y ni cuándo, específicamente, me lo dijeron.
    Pero según ese alguien que alguna vez pronunció por primera vez y que viajando, desde los años 60 hasta los años 90 – por lo menos- fecha aproximada a cuando yo la escuché, y que me dijo:
    (Creo) “Sabés que?, despúes (bueno, en alguna o que otra ocación) de un directo de Jimmy Hendrix o, mejor, después que terminaba una canción, la gente no aplaudía.
    Es decir, terminaba su escena, y la gente no aplaudía.
    Los asistentes se quedaban como atónitos.
    Un fenómeno.”
    Ahora bien, y para no extenderme, yo no sé si fue el relato en sí mismo ó la sorpresa de encontrarlo.

    Nosotros también fuimos testigos de la época donde se jugó el mejor fútbol, hasta ahora, de la historia, entre otras cosas.
    Pero de algo estoy seguro, Hernán Casciari es un “hombre perro”, al 100%.

  27. Maikol Lindiman #174    26 febrero, 2013 a las 8:56 pm

    No me canso de leerlo es algo increíble soy de Uruguay y amo tanto al Barcelona, me encantaría tener la suerte de poder ver a Messi y este gran Barcelona, este gran momento que vivimos, es algo que no se puede explicar, en minutos se juega el clásico y me hace acuerdo a los clásicos que Messi encaraba y no hacia mas que correr hacia el arco buscando la red, la champions el 2 gol contra el Real es impresionante,tiene razón es un enfermo por jugar y eso lo hace tan grande ! VISÇA BARÇA !

  28. Blamazedi #172    28 enero, 2013 a las 12:00 am

    Interesante reflexión, digna de los grandes, de los que entienden el poder de la palabra, cuando logra conmover las almas!!. Una nota para reflexionar, para reconocer una vez más, la majestuosidad de nuestro Messí, que aunque no soy Argentina, lo siento nuestro, de todos. El escritor Casciari que con destreza maneja la ironía, y con el uso de la analogía, realza el trabajo colosal que realiza nuestro Messí, a pesar de las intenciones maquiavélicas de sus detractores. ¡Bien por nuestro adorado Messí, y bien por este excelente revolucionario y reformista de las letras, de este idioma de Cervantes, que tiene mucho que aportar a este convulsionado mundo nuestro!

¿Desea algo más del sr. Casciari?