Signos de admiración

15 de septiembre, 2011


Cuando hace un año fantaseábamos con invitar a artistas admirados, redactamos una lista de personas que nos hicieron la vida más intensa y mejor. La revista todavía no existía, pero ahí estaban esos tres apellidos. Crecimos con ellos desde la adolescencia. Nos reventaron la cabeza a fuerza de talento. Ahora los admiramos todavía más.

I.
Luis Alberto, Ilustrador

De Spinetta creíamos saberlo todo. Con Chiri escuchamos sus discos desde la infancia. Lo que no sabíamos (y no teníamos por qué saber) es que Spinetta dibuja en sus ratos libres. Nos contó esto un amigo en común, hace un par de meses: «El Flaco hace unas esferas alucinantes con Photoshop», nos dijo, y desde ese mismo minuto quisimos tener esas esferas en Orsai.

Una tarde de algunos días después nos llegaron dos regalos desde Buenos Aires: Spinetta nos mandaba sus ilustraciones inéditas y una caja con su obra más ambiciosa: Spinetta y las bandas eternas, un pack de libros fotográficos, DVDs y CDs con su concierto de 2009. Oír otra vez su música, mirando a la vez sus dibujos, fue para nosotros un viaje increíble.

En el número cuatro de Orsai se dará, por primera vez, un encuentro monumental: un cuento inédito del enorme escritor mexicano Mario Bellatin, ilustrado por uno de los músicos fundamentales de Argentina. El cuento de Bellatin (exclusivo para Orsai) son en realidad treinta y tres escenas oníricas, autoconclusivas, de una prosa exquisita. Como dice el copete de la apertura, «no es bueno ilustrar los sueños: mejor musicalizarlos». Esas doce páginas son de las más hermosas de todos los números de Orsai.

II.
Leo, Narrador

A Leo Maslíah siempre lo tuvimos en nuestra libreta de «admirados», porque escuchar sus canciones raras es uno de esos placeres rioplatenses que uno tiene desde el principio de los tiempos. La capacidad literaria de Leo para la rima verborrágica es, posiblemente, única en el mundo, y su humor, además de inteligente y absurdo, tiene la frescura justa.

Pero, por alguna razón (quizá el bigote tupido), nos parecía que Leo era una figurita difícil, y nunca nos habíamos atrevido a invitarlo. Hasta que una tarde dijimos «bueno, que sea lo que Dios quiera» y nos dispusimos a conseguir un contacto. Yo pensé: «¿Qué uruguayo conocido nos puede dar su teléfono, o su mail, para empezar una conversación?». Por supuesto, enseguida pensé en nuestra amiga, la cantante uruguaya Laura Canoura. Le mandé un mail rápido, preguntándole si tenía algún dato de Maslíah. Me contestó a los pocos segundos: “Claro. Mi novio es su primo, ahora le digo que te llame”. Un rato después teníamos su cuento inédito en la casilla de mail.

Y después me preguntan por qué quiero ser uruguayo. Entre otras muchas cosas, por estas anécdotas felices.

El cuento de Leo se llama «La Central» y está ilustrado por la española Verónica Rubio Diarte. ¡Pobre Verónica, tuvo que dibujar papanoeles, dinosaurios y asesinatos! Porque el cuento de Leo no es normal. Es como una canción de las suyas, pero en seis mil palabras. Un lujo.

III.
Miguel, Cuentista

Y quiero dejar para el final a Miguel Rep, para poder sacarme el sombrero a gusto. Nuestra admiración nace el mismo día que nació el diario Página 12: en mayo de 1987. En esa época Rep tenía veintiséis años y empezaba a hacer el chiste de contratapa. Nosotros teníamos diez años menos y hacíamos planes para estudiar periodismo en Buenos Aires.

Sus viñetas nos acompañaron siempre, hasta el día de hoy. Sin conocerlo en persona, lo quisimos desde el primer día y lo fuimos admirando cada vez más. Hace un par de meses supimos que Rep estaría en Madrid haciendo un mural del Quijote. Averiguamos dónde se hospedaba y le enviamos los tres primeros números de Orsai. Solo eso, sin pedirle nada.

Una tarde me llegó un mail de Buenos Aires: «Llegué a Buenos Aires hace seis horas. Las leí en el avión. Es la mejor revista que leí en siglos. Posta. Impresionante». Nosotros no podíamos cerrar la boca por culpa del asombro y la alegría. Le gustaba lo que hacíamos: no hay premio mejor que ese. Y desde ahí empezamos a pensar la idea. Miguel quería escribir cinco anécdotas personales, y además dibujarlas.

Fue un proceso intenso. Rep escribió y dibujó durante un mes entero. Más de cuatro mil palabras de texto y catorce dibujos: una bestialidad. Cuenta cómo conoció a sus referentes: a Breccia, a Pratt y a Oesterheld. Cuenta también la tarde de sus diez años en que descubrió la literatura. Cuenta la mañana de 1983 en que nació la democracia en Argentina y él, junto a su hermano, se colaron en la casa de gobierno. Son dieciséis páginas que amamos, y que empiezan así:

Para nosotros, Orsai son estos meses inolvidables de fascinación y sorpresa. La gente que más queremos, los que más admiramos siempre, trabajando con nosotros con energía y buen humor.

Cuando Miguel nos entregó el último de sus muchos dibujos, nos escribió un mail hermoso: «No lo puedo creer —nos dijo— ¡Catorce páginas! Nunca trabajé tanto, con tanta constancia y cumpliendo fechas. Estoy envejeciendo. Espero que les guste».

Quería empezar con ellos este goteo del número cuatro. Con ellos tres. Ahí están los admirados, los que nos enseñaron a querer lo que hacíamos desde hace millones de años. Luis Alberto Spinetta, Miguel Rep y Leo Maslíah.

Tres signos de admiración en el último número de Orsai.


Hernán Casciari
jueves 15 de septiembre, 2011

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

216 comentarios Signos de admiración

  1. Bernardo #216    19 septiembre, 2011 a las 5:51 am

    Sigo sin poder completar mi pedido de 12 con “compras menores” (digamos 9 ejemplares más). Alguna solución? Necesito confirmarle a gente si efectivamente les voy a poder mandar revistas! Se agradece.

    B.

  2. Rafa B. #208    17 septiembre, 2011 a las 10:17 pm

    ¿¿Estara Silvio en Buenos Aires cuando la inaguración??. Si gano el sorteo me planto en el teatro y le robo la entrada a alguien (porque supongo que a la venta ya no quedarán).

  3. Rafa B. #206    17 septiembre, 2011 a las 9:53 pm

    Yo no soy catalán, pero cada vez que he ido a Catalunya me he sentido como si estuviera en casa.
    Si los catalenes quieren ser solo eso, catalanes, pues dejemosles, eso nunca nos va a impedir ir a su tierra y disfrutarla, ¿quienes somos los demas para decirle a nadie lo que tiene o no tiene que ser?. La verdadera hermandad entre todos los pueblos del mundo se conseguirá cuando ninguno le imponga nada a otro.

  4. conan #198    17 septiembre, 2011 a las 3:08 am

    Eso! Por qué! Por qué a los que le prendemos velas a San Orsai todos los miércoles a la noche (para ver si el jueves salimos pri) no nos mandaron una torta de cumplañoz? O también una minita, no? Digo, adentro de la torta… POD QUÉ!

  5. Quiosquito #194    17 septiembre, 2011 a las 12:50 am

    Propuestas: 1-vienen con sus 4 Orsai, si la cajita “le calza” cuál Cenicienta, se la llevan.
    2-Les hacemos un miltiple choise, ac{a no importa poseer sino haberlas leído.
    3-Sobornan a su distribuidor con una cervecita bien helada!!!(es Enero…)

  6. Gisella Salmón #189    16 septiembre, 2011 a las 9:35 pm

    Otra más sobre la dichosa cajita, es que es una preciosura 😀

    Por qué los que compramos una a una la revista, apostándo por ella desde el inicio, tenemos que esperar hasta enero y aquellos que recién muestran interés y quieren comprar las 4 de una vez pueden contar ya con la cajita. Digo, igual compraré la cinco pero era una curiosidad. Saludos desde Perú.

  7. vero #183    16 septiembre, 2011 a las 6:17 pm

    Joér con los comentarios!!! pasa lo mismo con los argentinos en españa. Cuando me preguntan: ¿y vos de dónde sos?
    Yo contesto: De Argentina
    Me re-preguntan: Sí, pero de dónde?

    No es lo mismo?
    La argentinidad al palo dicen, y no, no somos los mejores. En cambio puedo asegurar que Cataluña es uno de los mejores sitios que sabe defender su gente.
    Y encima lo hacen bien, me dan envidia, un poquito nomás. Un poquito!!

  8. conan #174    16 septiembre, 2011 a las 2:08 pm

    Y hablando del eternauta, Fernando, vos que parecés tenerla clara, quería preguntarte cómo es la onda con el muchacho ese.

    Es una de esas obras que hay que leer en el contexto de la época o algo así?

    Porque hace unos años a mi me llenaron la cabeza con el eternauta, hasta que al final un día conseguí la primer revista/libro y la compré. Y no sé si es que yo tengo la sensibilidad historietil de un corcho o qué, pero la verdad que me resultó un bodrio.

    Acaso se pone buena después la saga? Cuando el tipo empieza a viajar siendo un eternauta hecho y derecho?

    Pregunto porque leí solo la primera parte y no me gustó. Y no pude entender que nadie me hubiera dicho eso antes, de todos los que hablaban bien de la historia.

  9. Julián Chappa #173    16 septiembre, 2011 a las 1:44 pm

    Ayer me puse a charlar con un francés muy simpático que dictó una ponencia en la “Conferencia Editorial” que se está haciendo en Buenos Aires. Resultó ser José Carlín Pérez, el editor de “Más respeto que soy tu madre” en Francia… Presionante.

  10. donabcn #172    16 septiembre, 2011 a las 1:44 pm

    La verdad no se donde vivirás tu de Catalunya, pero aqui no se excluye a nadie.
    Tu visión es tambien muy sesgada. Jamás vi un comisario lingÌístico en una escuela, porque no existen y te lo digo porque yo trabajo en el departamento de educación.
    Aqui jamás se separa por apellidos, eso no es verdad. No nos sentimos superiores, si no diferentes.
    Un antepasado del actual Rey, fue el que nos defenestró como pueblo y de eso hace muchos años y seguimos sintiéndonos todo los que nos prohibieron ser.
    En Europa hay cada vez más fronteras, si no mira el caso de todos los países bálticos y de las repúblicas rusas…Otra cosa es la unión monetaria, que para lo que nos sirve actualmente…más nos valdria volver al antiguo sistema.
    Y tu mismo has caido en la trampa de querernos hacer ver que todos somos españoles con el tema de los toros. Te recuerdo que Catalunya ha legislado sobre eso y ha prohibido las corridas de toros en este territorio, porque no es nuestra fiesta.
    Lo de que hace un argentino comentando sobre el catalanismo era más que nada porque no lo entendeis por norma general, y apostillaba sin acritud, pero veo que no me entendiste bien.

  11. Cachito #167    16 septiembre, 2011 a las 11:23 am

    ¿Que pasa Donabcn? ¿Por ser argentino no puedo opinar? ¿desde cuando? ¿quien da los carnet de catalanidad para opinar?
    Tu respuesta representa exactamente lo que es hoy el catalanismo… imposicion, exclusion, necedad, cerrazon y cuando alguien dice algo que no les gusta…¡zas! “no entiende a Cataluña” y sanseacabó defenestrado…
    Te explico porqué para para mi es triste.
    Es triste ver como se desgarran entre españoles, entre hermanos.
    Es triste ver como imponen a fuerza de multas una lengua inviable.
    Es triste ver como persiguen a los niños en la escuelas los comisarios lingÌisticos.
    Es triste ver como abren pseudo-embajadas al mismo tiempo que cierran hospitales.
    Es triste ver como encierran culturalmente a los hijos de los currantes, pues los ricos…
    Es triste ver como se despilfarran euros en promocionar una cultura que, si no fuera por las maneras, seria bella.
    Es triste ver como se segrega y desprecia al otro, solo por su apellido.
    Es triste ver como intentan separarse en “nosotros” y los “otros”.
    Es triste ver como se levantan fronteras cuando ya en Europa no las hay.
    Es triste ver como se creen diferentes y superiores.
    Es triste ver como no son capaces de mirar hacia adelante.
    Es trsite ver como zarandean fantasmas del pasado que son solo eso…fantasmas.
    Es triste tener que enumerar esto en pleno siglo XXI…
    Es triste… muy triste…
    Tal vez tú no te des cuenta por la cercania al problema, pero yo,
    por ser “de afuera”, tengo una vision mas despegada, sin fantasmas, sin traumas, sin apasionamientos, por eso digo que es triste, ni bueno ni malo… solo triste, por eso digo que es una perdida de “energia social” por eso digo que la mejor manera de describir a los españoles, son el trato que dan a los toros, pues dicen amarlos… pero los torturan y matan, tal cual como hacen entre vosotros.
    Por eso Donabcn, la diferencia entre tu vision y la mia.
    Yo solamente le hice una pregunta al Gordo, pues me sorprendió que ORSAI (osea H. Casciari) se meta en estos barrizales, ORSAI, dicho por él (y yo adhiero), es el mejor exponente de lo que debe ser el siglo XXI y el tema del nacionalismo,las fronteras, las exclusiones…van exactamente en contra de los postulados del Sr. Gordo y su troupe.
    Otra cosa que no entiendo es tu recomendacion de la cancion de Serrat, pues ésta dice exactamente lo que yo digo: ¿De que vais? “si hay mil leche en vuestras cenizas…” copiad mas a Serrat, que es un catalan universal, un catalan que suma y por eso es admirado y querido allí donde va.
    Un saludo.

¿Desea algo más del sr. Casciari?