Valor y precio

07 de marzo, 2012


Acabo de actualizar el home de la editorial; puse esto: «Conseguir revistas Orsai no es fácil. La suscripción es cara. Casi siempre nos atrasamos en la entrega. Imprimimos solo un número limitado de ejemplares. Etcétera. Si querés revistas baratas, fáciles de conseguir, en el kiosco de la esquina hay un montón». Lo escribí en caliente, cuando me cansé de esperar que las revistas salieran del puerto de Barcelona. Ahora ya están en camino a sus distribuidores europeos, pero fue una semana intensa. Me cansé mucho.

Soy dos personas diferentes cuando dirijo la revista. Soy feliz cada vez que llega un texto, una historieta, cada vez que hay que escribir un copete o corregir un cuento. Y soy muy infeliz cuando la logística se traba, cuando los lectores no reciben los ejemplares a tiempo, cuando un país retiene las revistas en la aduana.

Hace tres días me llegó la nueva historieta de Sáenz Valiente y Alfredo Casero. ¡Ah, qué felicidad enorme! Media hora después Tonga me avisó que Correo Argentino aumentaba las tarifas de todos los envíos. ¡Ah, qué garcha más grande!

Imagino que esa ciclotimia de ánimos, ese vaivén, es el precio de coordinar un proyecto tan caprichoso. No me quejo (o intento quejarme poco) pero lo cierto es que a veces fantaseo con que todo marcha sobre ruedas y yo me levanto temprano, me hago un café caliente, y todo lo que tengo que hacer el resto del día es escribir y leer originales.

Por fuera de esta casa el prestigio de la revista crece. Lo noto en todas partes. Se habla del proyecto en los debates sobre el futuro de la industria, los diarios me mandan cuestionarios con preguntas raras que muy pocas veces contesto, recibo muchísimos mails de gente que vio por primera vez el video del TEDx y se sintió inspirada.

Supongo que se ve todo mucho más sólido desde afuera. Desde adentro es una pequeñísima empresa gestionada por dos familias. Mientras escribo esto, Cristina está abajo embalando dos toneladas de revistas y enviándolas a once países de Europa. En Argentina, Chiri y María cierran el número seis al mismo tiempo que se mudan. Diseñan y pintan paredes. Editan y transportan muebles. Si nos vieran trabajar, dudar, putear, coordinar las agendas con las actividades de los hijos, dormir poco y equivocarnos a cada rato, perderíamos el prestigio en dos minutos.

Ayer abrí otra vez las suscripciones, después de un mes de descanso necesario. Abrir las suscripciones significa responder —otra vez— cientos de correos de nuevos lectores que quieren que sea simple algo que es, desde la idea, bastante complejo. No me funciona la contraseña. Quiero cambiar de distribuidor. Te adjunto un cuento, leélo y decime algo. Quiero ilustrar en Orsai, te paso mi portfolio. No puedo pagar la suscripción completa, ¿te puedo pagar en mano?. No tengo Paypal, pero tengo microondas. Me gustaba más el método anterior, ahora sos un gordito capitalista. El mes que viene me mudo, ¿qué hago con mis suscriptores?

Antes de abrir el registro de nuevo tuve que aumentar el precio base de la revista. Los nuevos registrados sufrirán un aumento en su suscripción, gran cagada para ellos, lo siento mucho. La razón es que Correo Argentino subió las tarifas de los envíos al país y al exterior. Con dolor, pero también con decencia, decidí mantener el valor antiguo para todos los que se registraron antes del 1 de marzo (aunque no hayan pagado todavía). Con los nuevos ya no podemos hacerlo. Esos son los malos tragos del día a día.

Pero también recibo, cada tarde, buenas noticias llenas de valor agregado. Aire fresco que me dice que el resto —lo aburrido— es un precio razonable.

Por ejemplo: los chicos de Proyecto Ego están trabajando desde hace meses en la versión de Orsai para tablets, que verá la luz en pocos días. La Orsai N5 Digital tendrá contenidos complementarios a la versión de papel (video, audio de los autores leyendo textos, etcétera). Están haciendo un trabajo alucinante.

Para celebrar este debut digital, los lectores de Orsai podrán conversar, vía twitter, con el ilustrador Jorge González (el autor gráfico de «El Gran Surubí») y la entrevista aparecerá en la versión Orsai para Ipad. El que quiera participar de esta charla debe agregar a @JorgeIlustra y a @ProyectoEgo al Twitter, y pueden preguntar desde ahora mismo y hasta el viernes. Hay un incentivo estético importante: Jorge González (posiblemente uno de los plásticos más prestigiosos del mundo, pero además una persona noble y generosa) sorteará dos bocetos originales entre todas las preguntas. Eso sí que no tiene precio. Tener un boceto de Jorge en casa es magia.

Jorge es el autor de la portada de la Orsai número uno, y de los maravillosos sonetos de Mairal. A propósito de viejas Orsai: muchísimos suscriptores preguntan cómo y cuándo se podrán conseguir ejemplares de las cuatro revistas editadas en 2011. La respuesta es que todavía no, pero en algún momento de marzo se podrá. Las opciones estarán en la página personal de cada suscriptor, y solo habrá revistas que estén en stock en cada región. De la número uno ya no queda en casi ninguna parte del mundo.

Como decía, estas semanas fueron un ir y venir entre el valor y el precio. La literatura y la logística. El espíritu y la carne. Lo bueno del asunto es que, horas después de recibir las malas noticias del puerto de Barcelona (que ya fue solucionado) me llegó por correo también la nueva tapa de la Orsai número seis.

Puse las dos portadas juntas, y me di cuenta de que, a pesar del caos y los dolores de cabeza, no cambiaría esto por nada del mundo.


Hernán Casciari
miércoles 7 de marzo, 2012

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

300 comentarios Valor y precio

  1. Ivan #298    21 marzo, 2012 a las 11:41 am

    No era que no se iban a hacer reimpresiones de los ejemplares 2011? almenos de la Nr.1, ese fue uno de los argumentos de ventas…ya te olvidaste casciari como tantas otras cosas…

  2. Blanca #297    16 marzo, 2012 a las 5:49 pm

    Es mas, si pudiera corregirlo dejaría el comentario en el signo de interrogación.
    No tengo que sugerirle lo que tiene que hacer, es solo mi deseo, ni tengo que justificar lo siento.
    Tal vez ese “pelotudo” que quedo boyando entre coma y coma, es el Casciari que extraño y siento se desdibuja entre tantas cifras…

  3. Blanca #290    15 marzo, 2012 a las 6:18 am

    Cuando leí tu nota sentí pena…Tu ultima frase: “no cambiaría esto por nada del mundo” me quedo resonando con un eco que me decía si en realidad “esto” no te esta cambiando a vos…No pretendo hacer una interpretación barata. El tono de tus cuentos, de las notas de antes, de los primeros blogs me situaban frente a un gomia imaginario que que me contaba con gracia la historia real o inventada de su vida (da lo mismo)En virtud de eso, como si compartiéramos una mesa de café, entre puchos y garabatos en las servilletas de papel, te pregunto : No te esta haciendo mal esto a vos?
    Ponéte a escribir gordo. Esa es la tuya.
    Puede que te caiga mal o que muchos me critiquen…pero bue, es lo que siento y te los escribo con toda la sinceridad con que un día te leí.
    Un fuerte abrazo (Te quiero pelotudo!!)
    Blanca

  4. spanjaard #289    14 marzo, 2012 a las 3:00 pm

    Mi distribuidor me dió ya el toque. Gracias a todos por esa cadena oligofrénica que compone la perpetración-producción-distribución de Orsai.

    Me cago en la puta, si es que otra cultura es posible.

    SPJ

  5. Rafa B. #283    14 marzo, 2012 a las 1:53 am

    Cuarenta y cuatro dias de retraso son un puñado de dias, a este paso sale el numero seis y aun no tenemos el cinco.
    En fin, Pilarín, seguiremos esperando.

  6. conan #280    13 marzo, 2012 a las 9:45 pm

    Eso, ya va siendo hora de que entregues.

    Y hablando de PDF, hace bocha de meses entró por acá un tal Roberto, un no vidente, y entonces me enteré que los programas lectores, interpretadores y descombobuladores de PDFs se marean, se ponen verdes y vomitan cuando se les pasa un PDF a dos columnas.

    Busqué por todos lados y procuré de varias maneras y con distintos programas obtener una versión texto de la Uno, pero me fue imposible y me di por vencido.

    Considerando que tu idea es que esta revista llegue a mogollón de gente, te pido que junto con el PDF liberes una versión solo texto dedicada a los no videntes.

    Sé que te va a joder un poco, porque vos querés producir una revista a todo orto y blá. Pero copate Gordo, no seás Gordo Pú.

    Otra opción, que conservaría los gráficos sería un PDF monocolumnético (ético, pelético, pelimplamplético), o aún mejor, un EPUB.

    Pero esas opciones posiblemente requieran más trabajo, mientras que armar un TXT con los originales en tu poder debe ser cosa de un par de horas nomás.

  7. Fede #275    13 marzo, 2012 a las 6:22 am

    ¡Hola!

    Convengamos que las lecturas de HC en radio son un bodrio. No pude llegar al final de ninguna. Son todas de una lentitud monolítica. Sabelo.

    ¡Abrazo!

  8. conan #273    13 marzo, 2012 a las 3:19 am

    Hernán, vamos a tener la opción de comprar del stock del 2011 a través de editorialorsai.com o me manejo con Monferrand?

    Estoy debiendo una Cuatro y me pone verde.

  9. james #272    12 marzo, 2012 a las 8:53 pm

    Quiero, necesito, deseo cambiar la photo que puse en mi carnet de suscriptor, cuando hice los pasos fue todo muy al tun-tun y clave un árbol que había armado de botellas de caña Legui… Es poco serio y no tiene relación alguna con la imagen de MACHO PISA PAPA ARGENTO que quiero, necesito y deseo reflejar.

    Espero encontrar la solución a mi problema.
    Desde ya, muchas gracias.

  10. Zakenroller #271    12 marzo, 2012 a las 8:32 pm

    Gracias,gracias,gracias Hernán y todo el equipo. Mi primer número de Orsai ya está en mis manos a pesar de todos los embrollos. Sigo con mi pena de no poder ser distribuidor por falta de lectores en mi ciudad de los cerros y alrededores. Pero bueno al menos me secaré las lagrimas sobre el satinado de mi nº5 de Orsai.

  11. Margarita Manterola #270    12 marzo, 2012 a las 5:03 pm

    Están los artículos de la 5 en algún lado para comentar? Yo había intentado un goteo de los sonetos de Mairal, pero no prendió. Quisiera poder comentar esos maravillosos sonetos con otra gente.

  12. Cristian #269    12 marzo, 2012 a las 4:15 pm

    Esta bien, hay mucha gente que no leyó lo viejo, así seguiremos creciendo!
    Ya que estamos, recuerdo que hace unos años había en el blog una sección con los textos que escribías en diarios, porque no los publicas de nuevo? Gracias!!

  13. Hernán Casciari #268    12 marzo, 2012 a las 4:00 pm

    En que —justamente— en esas columnas que grabo para Vorterix leo cuentitos míos, o reflexiones, que aparecieron en Orsai o en otros lugares.

  14. Javier #266    12 marzo, 2012 a las 3:43 pm

    Ay gordo hijo de puta acabo de escuchar lo que mandaste para Vorterix en lo de Pergolini y no me puedo parar de reir como un boludo en el laburo. Me recordó mucho a lo que escribías en Orsai hace años.

  15. leandro #264    12 marzo, 2012 a las 3:24 pm

    ese recontra quilombo es el precio del “nadie en el medio”. Mientras ese precio sea menor al valor que esa decisión adquiere para el alma de este proyecto…
    La otra es contratarte un asistente a cambio de suscripción gratis y algo de guita, estoy seguro que a cualquiera de los seguidores de ORSAI le encantaría ser parte de algo así

  16. Kariu #259    11 marzo, 2012 a las 10:56 pm

    que hermosa historia!! que lindo que en un momento tan importante aparezcan caras amigas para acompañarte!
    Felicitaciones por la presentación y por los dibujos que no me canso de admirar.

  17. Centro del accidentado #256    11 marzo, 2012 a las 5:33 pm

    Cuando haces las cosas de forma diferente no todo el mundo lo entiende. Parte de hacer las cosas a tu manera implica creer en lo que haces. Todo lo demás no conduce sino al fracaso.

  18. diego #255    11 marzo, 2012 a las 2:46 pm

    Y???? que pasó con el contrabando de revistas en Venezuela y bolivia???… Que pasó con las imprentas potenciales para reducir costos en países con problemas de aduanas??? Que fué de la revolución Orsai? está todo en “veremos” ó es que han fracasado los intentos de burlar los intermediarios…
    fuerza Orsai!!!!!

  19. Decur #253    11 marzo, 2012 a las 1:52 am

    Arriesgando la vida:
    Anoche estaba yo recibiendo a la gente que ingresaba a la presentación y muestra de mi primer libro “Merci! por Decur”, encantado con cada uno que abría la puerta. Le daba un abrazo y le agradecía la presencia.

    En un momento la abren nuevamente e ingresa un rostro conocido y detrás, otro. Eran Chiri y María. El me miró sabiendo que la cosa cuestión iba a ser sorprendente! y sí que lo fue! Nos abrazamos todos y recuerdo decirles: “Qué hacen acá?” Con mucha alegría en el rostro. “Te vinimos a ver!” Yo en ese momento pensaba que ellos tenían que viajar a Rosario y que el evento les quedaba de paso… y cuando se los dije, me devuelven la misma frase.

    Es más, me dice Chiri, viajamos a altísima velocidad para poder llegar a la apertura…
    La noche iba pasando, pero yo no dejaba de pensar en ellos, en lo que habían echo… viajar desde Buenos Aires a venir a ver lo que pinta un loco…
    Es más, nunca me dijeron nada, fue una sorpresa absoluta. Creo que ese mismo día, con María estábamos mandándonos mails para ver cómo íbamos a hacer el sumario de la número 6 y de repente, ver convertido esos mails en una persona de carne y hueso.

    Finalizada la presentación, nos fuimos todos juntos a mi escritorio. A charlar de detalles, impresiones, pintura y de todo un poco. Fue hermoso, uno de los mejores regalos de amistad que recibí en toda mi vida.

    Desde ya, hay miles de hermosas historia que genera Orsai, esta es una más!

    Hoy pienso en “amigos” que viven a media cuadra del evento que no asistieron y pienso en María y Chiri que viajaron a altísimas velocidad, arriesgando la vida para llegar a punto.

¿Desea algo más del sr. Casciari?